POR QUÉ MOTIVOS UNA PERSONA PUEDE RESULTAR MENOS ATRACTIVA

Posted on Actualizado enn

Sin  detenernos en el aspecto físico, hay muchos factores que influyen en la forma en la que nos ven y por tanto se relacionan los demás con nosotros. Alguna vez os habréis preguntado como es que ciertas personas físicamente atractivas tras conocerlas dejan de parecerlo, o al contrario como personas que a simple vista que no resultan atractivas se acaban volviendo bastante atractivas debido a su personalidad. Vamos a ver de qué forma una persona puede, sin detenernos en su aspecto físico, resultar menos atractiva y a su vez en su forma contraria serlo más:

  1. Ser descuidado con uno mismo y los demás:

Lo más evidente. Si descuidas tu imagen e higiene personal, no sólo puedes resultar menos atractivo para los demás sino para ti mismo, lo cual no ayuda en nada a tu autoestima. Las personas que se cuidan, se quieren y se miman, resultan más atractivas. Así mismo, cuida tu salud mental, es decir acércate a tus emociones, acéptalas y aprende de ellas.

  1. Ser egoísta y egocéntrico:

A nadie le gustan las personas que hablan de sí mismas todo el tiempo. Si sólo hablas de ti y sólo piensas en ti cuando te relacionas con otras personas evidentemente eso no resultará agradable para los demás. Preocúpate por las personas de tu alrededor (sin exceso), acércate a sus sentimientos, pregúntales sobre ellos. A todo el mundo le gusta ser escuchado.

  1. Ser manipulador:

Ello no sólo puede producir rechazo sino otros problemas más serios a la larga. De nada sirve tratar de manipular a alguien pues no sólo estás forzando a alguien a hacer lo que no quiere sino que estás mostrando una conducta que puede traer consecuencias bastante negativas.

  1. Ser celoso:

Los celos no son un significado de querer a otra persona, sino de desconfiar de ella y de uno mismo. Denota inseguridad y ello puede ser un factor importante que afecte en una relación y a la forma en la que nos ven los demás.

  1. Quejarse por todo:

A nadie le gustan las personas que se quejan todo el tiempo. Ello no sólo produce pérdida de atracción, sino malestar en la otra persona, pues estar rodeado de gente negativa sólo aporta eso, más negativismo. Trata de trabajar tus quejas poniéndolas solución. Puedes desahogarte con otras personas sobre tus problemas de vez en cuando, pero cuando lo conviertes en un hábito sólo conseguirás provocar rechazo.

  1. No valorar a los demás:

Si quieres que te valoren, valora a los demás. Todos tenemos nuestros defectos, de nada sirve estar criticando y tratando mal a los demás, pues ello no va a hacer que uno se sienta mejor. Si no valoramos a los demás ¿cómo vamos a esperar que nos valoren? Lo que no quieras para ti no lo hagas a otros.

  1. Ser inseguro:

La inseguridad se nota. Las personas más seguras resultan más atractivas pues se valoran y se quieren más, y cuando uno se ve así, los demás también lo notan.

  1. No sonreír:

La sonrisa y la alegría es un factor muy fuerte en la percepción que pueden tener los demás sobre uno mismo. Las personas que más sonríen resultan más agradables y atractivos para los demás lo cual provoca más acercamiento, un clima más cálido y mayor confianza.

Betania Nze Montalbán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s